Make your own free website on Tripod.com








NACIONALSOCIALISMO. Historia y Mitos. Enigma nazi, Hiperbórea, Atlántida, ariosofía, UFO, esoterismo

22- EL HUNDIMIENTO













INICIO | JULIUS EVOLA | NOVEDADES | EL TEMPLO DE "DIOS" | ¿QUIÉN SOY YO? | DIÁLOGOS DE MATRIX | COMPUESTO HUMANO | LUNA ARTIFICIAL | EL PASO DE LA OCA | MATRIX. EL ARQUITECTO | LA SOMBRA DEL HOMBRE | ESPÍRITU HIPERBÓREO | LOVECRAFT | TIEMPOS DE APOCALIPSIS | TIEMPO DE LOBOS | MONTSERRAT MÁGICA | MEDITACIONES SS | 01- LOS NAZIS Y LA ATLÁNTIDA | 02- UNA HISTORIA ANTIGUA | 02.a- HISTORIA SECRETA DE ISRAEL | 02.b- JEHOVÁ, DIOS DE ISRAEL | 02.c- LA CORTE DE LUCIFER | 03- EN BUSCA DEL ORIGEN PERDIDO | 04-LA GRAN TRADICIÓN HIPERBÓREA | 05- ESPARTA | 06- CUESTIÓN MÍSTICA Y RACIAL NS | 07- HITLER, EL FÜHRER DE LA RAZA ARIA | 08- SS. LA ORDEN NEGRA | 09.a- LA VÍA DEL DIAMANTE | 09.b- EL AMOR MÁGICO | 09.c- LOS ELEGIDOS DEL DRAGÓN | 10- EL GRIAL | 11- DE LOS HIPERBÓREOS AL NAZISMO | 12- EL RETORNO DE LOS MAGOS | 13- EL VIAJE DEL ALMA | 14- INTEGRIDAD PERSONAL Y SOCIAL NS | 15- EL SOL NEGRO | 16- EL RAYO VERDE | 17- LA SUPERCIENCIA NAZI | 18- EL UMBRAL Y LA BATALLA POR LA TIERRA MEDIA | 19- LA FUERZA Y EL DESTINO DEL TIEMPO | 20- LOS NAZIS Y LA GNOSIS | 21- VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA | 22- EL HUNDIMIENTO | 23- EL SANEDRÍN SECRETO | 24- LA MAGIA DE LAS RUNAS | 25- CRÓNICA DESDE EL ÁRBOL DEL ESPANTO | BREVE VIAJE AL MÁS ALLÁ | EL GNOSTICISMO Y EL EVANGELIO DE JUDAS | HIMMLER EN MONTSERRAT | UNIVERSO MATRIX | EL SEÑOR DE LOS ANILLOS | HÖRBIGER: LA COSMOVISIÓN GLACIAL | Contact Us





22- EL HUNDIMIENTO
















Ignacio Ondargáin

NACIONALSOCIALISMO. Historia y Mitos

Treinta de abril de 1945

 

 

 

 

EL HUNDIMIENTO

 

 

 

 

 

1- Ya no queda más tiempo

2- Muerte y resurrección de Adolf Hitler

3- Ocho de mayo de 1945: El Hundimiento

 

 

 

1- Ya no queda más tiempo

 

Las postrimerías del Reich sucedían en el escenario dantesco de una batalla apocalíptica. Sus defensores no luchaban ya por el Reich temporal sino por algo que se halla más allá de todo:

Estando decidida ya la derrota material,

enfrentándose a una muerte segura,

los guerreros entraban combatiendo en la Eternidad.

 

El Bunker de la Cancillería en torno al cual se desarrollaba el corazón de la batalla, se hallaba comunicado con toda una red de túneles subterráneos construida por la organización TODT dirigida por Albert Speer. Esta red secreta comunicaba todo Berlín estratégicamente así como lugares más distantes fuera del casco urbano como el aeródromo de Tempelhof. Toda una red de calles y pasillos subterráneos que partía de la Cancillería del Reich y comunicaba un sistema de bunkers. Los pasadizos estaban construidos con espesos muros de hormigón. Años después de la guerra, el día 1 de diciembre de 1983 hubo una explosion en un sector de Berlín producida por explosivos acumulados allá al finalizar la guerra. Las calles subterráneas permitían transitar a autos pequeños y en general toda la red estaba construida para facilitar el desplazamiento de Hitler y otros dirigentes NS por Berlín.

 

Es decir, en los últimos días del Reich Alemán los más altos dirigentes nazis localizados en el Bunker se desplazaban por subterráneos secretos por todo Berlín y podían comunicarse con las diferentes zonas aún no invadidas.

 

La propaganda del actual Régimen dice que Hitler murió en el Bunker y que su cadáver necesitó ser cremado con gasolina tomada del depósito de tanques a última hora. Pero esto es totalmente falso e imposible. Los nazis no eran gente caracterizada precisamente por la imprevisión y habían previsto perfectamente el final de la guerra.

 

Cuando los comunistas del este ocupaban el área del bunker, la red subterránea se hallaba bajo control de la organización TODT y su existencia era totalmente desconocida tanto para los comunistas soviéticos como para sus “aliados” capitalistas. Por tal de garantizar la seguridad de la red, sólo unos pocos dirigentes del Reich la conocían.

 

Hitler utilizó los pasadizos y calles subterráneas durante todos los últimos meses de la guerra, pudiendo abandonar el Bunker en cualquier momento y sin ningún problema, apareciendo en diferentes lugares del frente.

 

Podemos pensar que el final del Führer en Berlín es desconocido pero lo que sí sabemos es que no murió como se nos ha contado hasta ahora por el Sistema.

 

No necesitó suicidarse acobardado y apresurado por la llegada de los comunistas. Tampoco es cierto que su cadáver fuera cremado a última hora y a toda prisa en el exterior del Bunker.

 

Ya hemos explicado en otro artículo anterior que el Führer, decidió no utilizar las armas secretas en la contienda porque su utilización habría supuesto una grave y peligrosa distorsión del entramado de realidad tanto material como extramaterial. Una decisión así fue difícil de tomar ante el alcance de la barbarie roja-capitalista y el desarrollo de los acontecimientos, pero así tuvo que ser y así fue.

 

Llegado el momento, a las 10,30 de la noche del día 29 de abril, Hitler se despidió del personal auxiliar del Bunker, quedando este libre de su voto de fidelidad.

 

Según Erna Flegel, la enfermera encargada de cuidar del Führer en el Bunker, “Hitler no necesitaba cuidado alguno”, si bien arrastraba secuelas del intento de asesinato diez meses antes en Prusia Oriental: “le costaba caminar y su lado derecho seguía debilitado”. Es decir, la salud física y mental de Hitler era perfectamente sana y a pesar de todo lo que sucedía en esos días, no necesitaba cuidado alguno. Gracias a esta circunstancia Erna Flegel podía dedicarse a atender a otros que sí precisaban ayuda médica.

 

 

.

2- Muerte y Resurrección de Adolf Hitler

 

Un conocido me envió recientemente unas breves líneas de un escrito enigmático titulado “El Iniciado del Sol Negro” donde se detallan los momentos finales del Führer y que ahora pongo a vuestra disposición. Como tal no tiene validez histórica comprobada pero sí puede situarnos en la perspectiva que tenía el Tercer Reich del Más Allá y en sus posibles derivaciones y pervivencia final. Dice así:

 

"He aquí el relato secreto de los acontecimientos acaecidos en las horas finales del Tercer Reich y en la partida del Führer Adolf Hitler.

Partió el Führer de este mundo en busca de los suyos y para guiar a los héroes del nazismo hasta la Patria Polar y para que ninguno de sus hijos se extraviara en los infiernos y los bardos de entremundos.

 

7- DESPEDIDA Y SALIDA DEL BUNKER

  1. Cuando Hitler se despidió del personal auxiliar del Bunker de la Cancillería, estos creyeron que iba a suicidarse pues ninguno de ellos conocía los pasadizos subterráneos secretos que conectaban el Bunker con una red subterránea que atravesaba y comunicaba todo Berlín.
  2. Y al cabo de unas horas, retirado el personal en sus habitaciones, algunos creyeron oir un disparo en medio de todo el ruido del bombardeo exterior del Bunker, pero otros no lo oyeron.
  3. Para entonces Hitler ya había abandonado el Bunker acompañado por tres SS. Cojeaba un poco y mantenía el control total de sí-mismo y de la Fuerza. Su mirada no transmitía emoción alguna.
  4. Dentro de sí-mismo el Führer percibió el eco interior de la guerra exterior. Podía sentir cómo fuera del Bunker, en torno a él, miles y miles de guerreros entraban en la Eternidad.
  5. Atravesó a pie un pasillo de hormigón de más de cien metros de longitud que era más alto que ancho y por el que apenas podían cruzarse dos personas. Sintió aquel pasillo estrecho como parte de su tránsito hacia la Eternidad.
  6. Llegó a un túnel más ancho donde les aguardaba un auto. El Führer y los tres acompañantes subieron y el auto arrancó.
  7. Hitler iba en el asiento posterior y miraba hacia adelante con firmeza, viendo cómo el auto iluminaba con sus focos la profundidad del túnel.
  8. Por su mente fluyeron las imágenes de su vida... Pensó en su querida madre, sus amigos de juventud, su padre, su vida en Viena, la Guerra de 1914-1918... se acordó de los héroes que morían por el Reich... pero no se lamentó pues podía percibir la Eternidad.
  9. Al cabo de más de media hora, el vehículo se detuvo en el túnel y el Führer salió del vehículo. Atravesó un pasillo que iba a parar a una puerta guardada por dos SS, quienes la abrieron tras saludarle marcialmente.

8- EL RITUAL

  1. El Führer accedió a una cripta de forma circular de más de diez metros de diámetro. Las paredes eran de piedra oscura y en el lugar no había iluminación artificial alguna sino tan sólo la luz de unas velas en torno a la pared.
  2. En la cripta habían en pie, con aire solemne y formando un círculo, doce iniciados dirigentes de la Orden Negra a los que saludó uno a uno.
  3. Tras ocupar el lugar preferente de dirección norte, el Führer pronunció unas breves palabras para agradecer la fidelidad de los presentes a La Causa y su compromiso esencial.
  4. El ritual comenzó y todos en la cripta dirigieron su Fuerza y su Voluntad al centro de la cripta donde al cabo de un tiempo empezó a proyectarse un Agujero Negro de vacío.
  5. Un ambiente, un aire extraño e inquietante fue haciéndose presente. El tiempo pareció haberse detenido.
  6. Se sintió entonces una separacion entre el espacio exterior que sintiérase como girando velozmente en torno al espacio interior de la cripta que permanecía estático.
  7. La sensación de vacío en el interior se hizo total y un sentimiento de terror y de muerte se apoderó de todos los presentes, pero ninguno cedió, permaneciendo todos firmes en la integridad de sí-mismos.
  8. Perdida toda sensación o referencia del tiempo, en ese espacio detenido en el tiempo, el Führer se despidió de los doce iniciados de la Orden Negra adentrándose en la Eternidad.
  9. Entonces el espacio mágico abierto empezó a ceder y el exterior de la cripta cesó de girar, volviendo la realidad del espacio-tiempo. El cuerpo físico del Führer había quedado sin ánima. Fue recogido y trasladado al Refugio Inexpugnable en un vimana.
  10. Ya en la eternidad, el espíritu del Führer descendió a los infiernos y rescató a los héroes del Reich para arrebatárselos al tiempo y al aliento del Demiurgo y resucitarlos en Hiperbórea.
  11. Concluida la guerra exterior, el Führer finalizó su misión en el ultramundo y en espíritu volvió a la Antártida para resucitar su cuerpo y proceder a la Gran Transmutación Polar.
  12. Nada quedó del Führer en la tierra, salvo el odio del mundo hacia él. La raza de los hombres quedó huérfana de su luz para extraviarse definitivamente en las sombras de la realidad ilusoria y el mundo de muerte de Satanás.
  13. Tan sólo aquellos peregrinos que recuerdan y hasta pueden sentir la misteriosa luz del Sol Negro, son a veces raptados por el canto de las musas hiperbóreas. Entonces en su interior se enciende el Fuego de la Divinidad y en sus ojos puede verse brillar la luz y la Fuerza del dios antiguo".

 

 

 

3- Ocho de Mayo: El Hundimiento

 

Ya nada quedaba por hacer sobre el mundo. Todo había sido realizado y finalmente el 8 de mayo de 1945, fue el día elegido por el Tercer Reich para consumar el Tránsito hacia la Eternidad. Todo fue perfectamente establecido organizado y realizado con total precisión. La partida del Reich fue un “Hundimiento” equivalente al de la Atlántida… Marchó el Reich y los mejores de los héroes quisieron marchar con él. Podemos comprender cómo más allá del amargo mar y de las aguas mercuriales, el Tercer Reich aguarda a sus últimos vástagos. Veamos cómo continua el texto de “El Iniciado del Sol Negro”:

 

9- OCHO DE MAYO DE 1945: TRÁNSITO A LA ETERNIDAD

  1. Día 8 de mayo de 1945: el Tercer Reich abandona el mundo adentrándose en la Eternidad. El ocho, tránsito y mutación en el Infinito.
  2. El espíritu hiperbóreo que dio forma al Tercer Reich histórico dejaba de incidir sobre el mundo tornando más allá de los hielos y de la muerte.
  3. En los últimos días de la contienda los guerreros desafiaron a la muerte por la Vida del Reich y por el Führer hacia la Eternidad. El Espíritu les reveló la esencia de Su Lucha y quisieron partir con Él.
  4. No hubo capitulación sino combate a muerte hasta el Final. Nadie quería sobrevivir al Reich y los guerreros, junto a Los Suyos y a sus camaradas emprendían el viaje al Más Allá.
  5. Los mejores de la raza abandonaron el mundo y marcharon junto al Führer desprendiéndose de la muerte. Porque sin el Führer y sin la Fuerza del Sol Negro el mundo es tan sólo un lugar de muerte y descomposición.
  6. En el Más Allá el Führer condujo a los suyos a Hiperbórea, la Patria Polar donde aguarda el Último Batallón que volverá para vencer al mundo de muerte del Maligno.
  7. Más allá del amargo mar y de las aguas mercuriales, el Tercer Reich aguarda a sus últimos vástagos para completar el Retorno y la Batalla Final.
















22- EL HUNDIMIENTO